Décadas construyendo esta realidad


Vizcarrondo abriendo el marcador por Venezuela.

Lo que se vivió en el estadio Bicentenario de San Juan el día de ayer fue para Sudamérica una gran sorpresa; para Chile, una vergonzosa humillación; irónicamente, para muchos venezolanos “ajenos” al fútbol doméstico, lo ocurrido también fue una sorpresa. Pero para el verdadero fanático del fútbol venezolano, esto no es más que el fruto de un proyecto que se ha venido llevando a cabo por muchos años. Así como el hecho de haberle ganado a Chile, después de que precisamente Humberto Suazo hubiese anotado el gol del empate, hace esta victoria, dos, tres, cuatro veces más dulce.

El DT César Farías dio declaraciones al final del encuentro donde pedía respeto para la selección Vinotinto. Desde sus mismas palabras comentaba que todos los equipos que perdían o empataban con Venezuela declaraban en posteriores ruedas de prensa que habían jugado su peor partido, y por ende, Venezuela nunca tenía mérito. Investigando en diarios y medios de comunicación chilenos, su argumento tiene absoluta razón. El jugador chileno Arturo Vidal habló de la mala suerte : “Este partido lo jugamos mil veces y lo ganamos siempre. No lo hicimos por la mala suerte del chileno. Tuvimos tres palos, una pelota la sacaron en la línea… pero así es el fútbol. Sacamos demasiada diferencia pero ellos ganaron”, afirmó.

Los canales televisivos chilenos fueron más fuertes todavía. Los siguientes enlaces muestran la opinión poco profesional de Francisco Sagredo (@panchosagredo) http://bit.ly/qwSwKC y
http://bit.ly/mYZZWj.

Venezuela hasta este momento tiene el mejor record entre todos los equipos de la Copa América. Tiene 8 puntos y se mantiene invicto. Perú tiene 5 puntos. Uruguay tiene 6. Paraguay, su rival en las semifinales, todavía no ha ganado un solo juego en esta copa. A pesar de que las estadísticas no ganan partidos, dichos números demuestran que es indiscutible que el proyecto ha sido efectivo y que las malas críticas no son más que argumentos de malos perdedores aferrándose a la historia para defender un resultado adverso.

Sea cual sea el destino de Venezuela en esta copa, el fanático venezolano de fútbol debe preservar su humildad característica y nunca caer en el campo de la soberbia y arrogancia típico de otras nacionalidades. De la misma forma espero que el fanático “pastelero” se mantenga al margen, ese que durante los mundiales apoya a Brasil y Argentina, ese que si la Vinotinto no estuviese jugando a este nivel, ya estaría haciendo caravanas por las calles haciéndole el “aguante” a otras selecciones. Sería ideal que logren entender que el fútbol venezolano ya venía dando estas “sorpresas” desde hace muchos años, y lo que están viviendo hoy no comenzó el 3 de Julio empatando 0-0 con Brasil.

La Vinotinto ha dado un gran paso hacia el respeto propio. Su servidor espera que este logro impulse la economía futbolística nacional, que jóvenes de clase alta, media y baja observen que en el país hay futuro económico dedicándose al fútbol; en adición al prestigio masivamente otorgado por una población hambrienta de gloria.

Han sido muchas décadas construyendo la realidad de una Vinotinto competitiva. Espero que sepamos fomentarla.

Nelson Lara para La Red Avileña (nelsonlara@laredavilena.com).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s