¿Sentirme grande?


Más que duros, el momento es de mucha incertidumbre.

En la búsqueda de una razón, de tratar de confiar en el proyecto que observo, haciendo el esfuerzo por entender lo que se aplica, las respuestas no logro conseguir.

Aún se recuerda entre aquellos que visitaban al Brígido Iriarte en la década de los 90, y hasta vieron jugar al “Rojo” en el Giussepe Antonelli de local, y hacer casa por primera vez en el Olímpico, como jugadores de la talla de Gaby Miranda, Gerson Díaz, Wilton Arreaza, César Baena entre otros, le daban paso a las figuras que gestarían la importancia que representa el Caracas FC hoy en día.

Y sí, es que muchos capaz no pensaban que ese chamo llamado José Manuel Rey, quien debutaría en el equipo capitalino con tan solo 20 años, sería una de las máximas figuras del club, y máximo exportador de la imagen de la institución. Sí, ese mismo que hoy no cuenta en los planes del equipo al que tanto le dio, y que posiblemente participe en la Copa América de Argentina que se aproxima. ¿Cómo un jugador que es el que más ha vestido la casaca “vinotinto” no es parte de un funcionamiento dentro de la institución? No es excusa su lesión del que se recuperaba.

Siento pena ajena al ver como se retira Luis “Pájaro” Vera del club en el que deseaba colgar los botines. Y es que hasta entre los aficionados del fútbol nacional a Vera se le recuerda más como un “Rojo” que por su pasado en el histórico Minervén y Monagas SC.

Que alguien enseña a digerir como tolerar la ida de tales figuras y emblemas del equipo del que me enamoré. Este amor por el Caracas se concreta por las acciones de sus figuras. Pequeños resultados, pero importantes para la institución, para el corazón del fanático, para aquel que lloró y gritó cada logro del “Rojo”, aquel que vio el “zapatazo” de Rey para “clavársela” en el ángulo a River Plate en Cúcuta y poner al Caracas en las noticias por cada rincón del mundo. Recordar aquel señor como el “Pájaro” Vera que dejó alma y corazón cuando su físico y lesiones le pasaban factura, y que siempre fue más que cualquier joven como se pudiera recordar a un Andrés D’Alessandro sin armas con su San Lorenzo en el Olímpico bajo la marca del centrocampista.

Es que más que emblemas eran profesionales, y gracias a su actitud pudieron tomar la reciente noticia de tal manera. Y sin contar a Darío Figueroa, que con tan solo dos años y medio se tomó con seriedad y furor el hacer crecer a la institución con su aporte.

Trato, y creo que muchos hemos tratado de tomar con tranquilidad la partida de tantas figuras antes del inicio de esta temporada, y buscar una respuesta a lo que se avecina.

Duele ver a un Castellín de “blanco”, siendo posiblemente el mejor profesor que pudo haber tenido la nueva camada de delanteros del “Rojo”. Mejor no recordar a quienes ya no estaban porque sería revivir interrogantes ya “calmadas”.

El fútbol es un deporte, y es verdad, es un negocio. Pero mi concepto de humanismo va mas allá de lo que pueda presentar la idea de un proyecto, uso de recursos y producción de jugadores talentosos.

Es triste, por más lógica que busque, es triste. Por más campeonatos y logros internacionales consiga mi equipo, nunca dejare de sentir pena de cómo vi marcharse las figuras que dejaron su piel por mi equipo, porque le tengo y tenemos sentido de pertenencia a ese escudo que llevamos en el pecho con tanto orgullo; nadie llora sin motivos, y sus triunfos y derrotas siempre producen las lágrimas y alegrías en quienes tenemos ese sentido de pertenencia que hemos adquirido con el paso del tiempo.

Tampoco poseemos la “bola de cristal” para saber si será un éxito los trabajos actuales dentro de la institución, pero si algo aprendí cuando comencé a pisar el estadio, es que el “Rojo” pese a las adversidades era (y espero que siempre lo sea) una familia, y sus figuras eran parte de nosotros, parte de una familia.

Quienes se marchan ayudaron a que los estadios vacíos cada vez se llenaran más, ellos lograron que con sus acciones el Caracas no fuera solo un participante internacional en una época silenciosa de publicidades y programas audiovisuales del “Rojo”.

Es verdad, esto se debe al gran trabajo que se hizo desde las oficinas del club, desde los escritorios donde nacen y se forjan las ideas de formar los proyectos, pero debemos tomarnos el respeto de respetar a nuestras figuras.

Hubiese sido menos doloroso no renovarles para esta temporada si no contarían para una Libertadores y clausura de tantas expectativas y hacernos sentir que eran parte de los nuevos planes. Fue un alivio saber que quedaban algunas leyendas y ahora no queda nadie.

Pensando inquietantemente, ¿a esto debemos estar preparados?, ¿se irá todo aquel jugador que su edad le pese por más buen rendimiento e historia coseche en la institución?

¿Cuál será el futuro de Giovanny Romero, Franklin Lucena, Edgar Jiménez o los mismos chamos que hoy juegan por primera vez en primera división al ver como su club o cuerpo técnico se deshizo de la manera más fría de sus máximos emblemas? Es difícil sentirse sin un rumbo claro por más veces que defiendas la camiseta e hipotéticamente te vayas convirtiendo en goleador histórico del campeón venezolano.

Caracas es (y también espero que siga siendo) un equipo fuera del resto; con mucho respeto, hoy todavía sigo pensando que el título en Pueblo Nuevo lo ganaron los jugadores que se han ido.

Quizás mañana celebre obtener la Libertadores (meta que hoy observo muy lejos, a diferencia de temporadas anteriores), y es que a pesar de un posible gran logro internacional, esta mancha siempre me pesará. Ojalá el destino quiera que se reencuentren los colores con sus viejos amigos.

Gracias José Manuel Rey, Luis “Pájaro” Vera y Darío Figueroa, junto a otros que dejaron su corazón en el campo.

Por eso, ¿Sentirme grande?

Miguel Vallenilla
foto@laredavilena.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s