Arbitraje de papel


Las gargantas del público “Rojo” domingo tras domingo entonan un canto que reza “pasan los años, pasan los días, soy del Caracas, toda la vida”. Dicha estrofa sirve para decir que pasan los años y pasan los días, y el arbitraje mal cada día.

El cuerpo arbitral venezolano ha decaído enormemente, tampoco es que haya llegado a la cúspide de su nivel en algún momento. También tendrán la excusa de no mejorar, pues los árbitros tienen un salario mediocre y hasta viajan en expresos ejecutivos (Bus) de esquina a esquina ya que así lo dispone la FVF.

Hoy en día ya es más común hablar del pésimo arbitraje de un partido determinado, que de la actuación y excelente trabajo que haya podido hacer un equipo o jugador. También es más factible esperar con ansias los suspendidos para el siguiente fin de semana que saber que televisora transmitirá o no el partido de la jornada.

Las derrotas son parte del juego, pues no siempre se puede ganar, y decir que un arbitraje no ayudó es una excusa barata muchas veces. Pero lamentablemente se reitera semana tras semanas el hecho real de que los protagonistas son los dueños de llevar el “orden” en el campo de juego. Faltas no cantadas, o tarjetas inexistentes es el que se lleva el show en el campo últimamente.

No son solo las decisiones erradas, sino que la mala educación y agresión verbal por parte de los mismos es su “llamado de atención” a los jugadores y directores técnicos, común en estos días. No con esto conforme, llega el final del encuentro y todos se disponen a realizar el informe del partido, que más que “informe” parece el guión de una nueva telenovela venezolana.

¿Qué está ocurriendo en el arbitraje local? ¿Realmente se está haciendo desde la Federación Venezolana de Fútbol algo por mejorar? ¿A quién creerle? a las demandas que hacen día tras día los jugadores y cuerpo técnico de los equipos? o a una FVF que no hace nada por construir una organización que se respete.

Es la misma FVF los que provocan no tener partidos en nuestros televisores cada fin de semana, es la misma FVF los que no contemplan normas para que en los estadios haya la seguridad necesaria y fundamental de un encuentro de “alto calibre” hasta el más humilde. Es la FVF la que se hace la vista gorda en hacer castigos reales cuando son necesarios y no cuando son injustificados.

A este paso continuará la violencia en los estadios, a este paso sabremos más de los juegos gracias a redes sociales que por verlo en la pantalla de nuestra TV, a este paso seguiremos jugando en estadios pocos dignos de primera división, a este paso seguirán llegando equipos a un estadio en “Moto Taxi” como el Portuguesa del año pasado ya que la Federación no regula normas para el bienestar de los jugadores y equipos, a este paso seguiremos siendo excluidos de arbitrar un encuentro internacional y sobre todo en partidos fundamentales y no ya decididos. A este paso quienes comandan desde arriba seguirán siendo los “líderes” y viviremos de nuestro amado fútbol venezolano golpeado por quienes lo comandan. Por supuesto, a este paso, seguiremos teniendo árbitros de papel.

Todo lo escrito en el presente texto no es nada nuevo, y hablado infinitamente, pero vale la pena recordarlo. Si Soto de buena actuación en encuentros internacionales ha decaído en su actuación y no se hace nada por ayudarle a mejorar su rendimiento, y seguimos observando a Candelario Andarcia juego tras juego, lo más seguro es que sigamos observando este show patrocinado por la FVF. Señores, si realmente quieren al fútbol sean capaces de mejorar o háganse a un lado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s