A esperar un poco más


Llegaba el miércoles, y se esperaba el retorno de un jugador que no pasa desapercibido, sea por su juego, por su forma de ser, expresarse etc. Para muchos, el mejor defensa de Venezuela, para otros, el mejor defensa venezolano y que es del Caracas, emblema y leyenda, así como para otros un jugador que no es de su aprecio.

Lo cierto es que era el “Retorno de una leyenda”. Nadie puede negar, ni sus adversarios, que sus ya 284 partidos con el Caracas (incluyendo vs. Monagas) lo convierte en una leyenda dentro de la historia del Caracas FC, sin olvidar sus más de 100 juegos con la “Vinotinto” y ser el que más ha vestido la casaca patria. Y es que luego de 7 meses, José Manuel Rey volvía respirar un juego oficial, realizar esa actividad por la que trabajó desde joven, y por el que luchó para volver a practicar luego de su última lesión. Un camino que comenzó en el Marítimo para llegar al “Rojo” donde escribiría prácticamente historia de la mano con el club.

Copa Venezuela, el “Rojo” llega con un 6-1 a favor, prácticamente serie definida, se juega en casa, y en los entrenamientos se ve al dorsal número 3 ya en óptimas condiciones. Qué mejor condimento para su regreso a las canchas.

Los titulares saltan al campo, Rey no posee la habitual cinta de capitán que por mucho ha llevado. Saluda al público, comienza el encuentro y festeja los goles de su compañeros, esos que hoy comienzan a escribir su propia historia. Todo ocurría de manera perfecta, y quizás lo que faltaba era un gol del que nos acostumbró en el 2009, pero la mala fortuna no se ha ido aún.

El defensor sufre un esguince a falta de pocos minutos para concluir un juego que finalizaba en victoria de 2-1. Rey entre lagrimas ve frustrado su esfuerzo, y a la vez escucha el apoyo de aquellos que gritaban desde las tribunas un gesto de fuerza para con su persona.

El “Retorno del Rey” deberá esperar un poco más. Por suerte la lesión no pasó a mayores cuando se pensaba en lo peor. Un esguince confirmado por el defensor en su Twitter Oficial calmaba a los seguidores que estaban atentos a su estado.

Ya 1994 no representa entrar a la cancha perdiendo por la camiseta del rival. En la actualidad el “Rojo” pisa el campo con el objetivo de ser el victorioso, y en el actual plantel, el defensor sigue siendo parte de ese antes y después del crecimiento del Caracas FC, así como de la Selección Nacional, un aprendizaje que no se gana de la noche a la mañana, y valioso para un equipo renovado.

Sus goles de tiro libre evolucionaron, y como le diría al periodista Edgardo Broner recientemente sobre cómo pudo observar que los arqueros rivales sabían como pateaba, “Quería poner a pensar a los porteros, podía patear con potencia o colocación”, y prefirió entrenar la colocación de sus remates.

Todo gran jugador se recupera, y como diría el mismo, “A comenzar la terapia para volver a las canchas”; la jerarquía, defensa, goles y entrega por su trabajo, tardará un poco más en llegar. Por suerte, esta vez parece que no mucho, y como en Cúcuta frente a River Plate, el “Rojo” esperará por sus goles de tal importancia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s