La Opinión del Lector: De Táchira pa’ Caracas (y una Copa)

Artículo escrito por: Nolan Rada Galindo

Soy creyente, más no lo pongo en práctica todo el tiempo (error), de que “el que no arriesga, no gana”. Muchas veces esa acción proscrita, censurada por el universo, es lo que resulta en la historia que se cuenta a los panas; a una mina (forma de referirse a una mujer en países como Argentina y Chile) o a hijos y nietos. Es ahí donde podemos jugar tanto el papel de idiota que metió la pata y ahora se ríe de su desgracia (cuando no llora), o el papel de héroe que salvó la corona (o coronó).

Pero nada de esto sucede si no te atreves a ir contra la corriente. Ni ríes; ni lloras; ni, mucho menos, coronas. Por eso Táchira no acompañará al Deportivo Italia y al Caracas F.C. en la Copa Libertadores. Lo más triste del caso es que esa eliminación se da ante un equipo (Libertad de Paraguay) que no es un atraco futbolístico, precisamente. La diferencia estuvo en que ellos sí se sintieron capaces de clasificar, de remontar, a pesar de estar dos goles abajo en el global.

Sí, buena parte de lo anterior se da por lo poco sólida que estuvo la zaga del Táchira, y por los miedos que aún influyen en los equipos venezolanos cuando salen al exterior. Con esto no digo que los jugadores del Táchira viajaran con una “E” (eliminado) pegada en la frente. Incluso, no lo creo por simple orgullo deportivo que deben poseer. Pero así como tienen orgullo, también tienen distintos complejos que los llevan a debatirse entre sí continuar atacando con el marcador en ventaja y aprovechar lo aturdido que pueda estar el rival o regalar la pelota y dedicarse a sufrir. La segunda alternativa, la más fea y poco productiva, fue la que tomaron…

Considero que la eliminación no es producto, solamente, de un mal partido; vamos, todos los equipos los tienen. Hay que mirar un poco más allá de los arboles (o al menos tratar) y referirse al pasado. El primer fallo: centrar la planificación (y esperanzas) en Jorge “el Zurdo” Rojas quien venía superando una lesión y llegó justico para estos primeros días de temporada. Además de los otros refuerzos de mitad de chance hacia adelante, Yeison Ibarrola y David Solari (quien por la forma en la que llegó, transpira improvisación) que aún procuran adaptarse tanto al equipo como a la nueva vida y a los cuales, de momento, exigirles el máximo de su potencial, sería, además de incorrecto, impaciente. Segundo fallo, consecuencia del primero: no procurar un resultado más amplio de local (1-0). Entiendase: no se les “pega” a los jugadores. A la gerencia, sí. Al final… Error, tras error y el que sufre es el fanático.

Ante todo esto, siempre hay esperanza y para los que no son del Táchira o los que simplemente observan desde afuera sin camisa de algún equipo (como yo) y quieren ver a los nuestros en la Libertadores 2010, quedan el Caracas F.C. y el Deportivo Italia en pelea.

Caracas me parece que sigue echando en falta ocupar casilleros en su vestuario. Y en éste apartado, volviendo al “mata gochos”, Libertad, posee un tal Wilson Pittoni que, en aquel encuentro, llego cual cerrajero contratado por ladrones de bancos y se encargó de abrir las cerraduras (pocas y de juguete, eso sí) que ponía Táchira camino a su bóveda, facilitando el juego del resto de sus compañeros. Y se menciona porque me parece una pieza que podría resultarle interesante al Caracas (y al mismo Italia). Ojalá alguno le siga pista y si muestra continuamente los destellos que ante Táchira exhibió, además de conseguir algo de platica (bien complejo en estos días), creo que no caería nada mal mostrarle el Ávila e introducir las arepas en la dieta del paraguayo.

Mientras… Atentos con los goles, que de momento se siguen solicitando. Esperemos que Iván “Cholo” Trujillo se recupere y arranque enchufado. Sin embargo, creo que el punto fuerte que posee el Caracas, junto al hecho de tener a un trabajador inagotable como Noel Sanvicente, es que, de consolidar esa defensa con tipos como Rey y los hermanos Chichero, los rivales, más que cerrajeros, necesitarán expertos en explosivos para tumbar ese muro.

Con relación al otro representante, el Italia, me agrada que mantenga una base de jugadores desde el Torneo Apertura. Es decir, planificaron con cierto tiempo, mirando un poquito más allá del día siguiente y la intención los llevó a pelear el campeonato pasado hasta la última jornada. Y en el arranque del Clausura ya comienzan a tomar los puestos de arriba. Al parecer, la buena defensa, ahora tendrá el compañero perfecto: el gol (9 en cuatro partidos). Otro punto a favor, para mí, es la juventud y la pasión de su Técnico, Eduardo Saragó, quien como joven (el más mancebo en la Copa Libertadores) tiene hambre de éxitos, de logros que a su vez lo proyecten. Admito no tener duda alguna en su capacidad para transmitir ese deseo, esa hambre, a un plantel que no se opone a ser guiado.

Le deseo lo mejor al Italia, como a todos los equipos venezolanos, sólo que a “Los Azules” les guardo cierto cariño por dos razones: el primer partido que vi en directo fue de ellos. Gracias a un par de entradas que me regalaron Ignacio Benedetti y Juan Carlos Rutilo en su programa Sport Radio CNB (saludos y un abrazo a ambos). Recuerdo que fui al Olímpico junto a mi padre y que era contra Táchira el asunto (hablando de los gochos y ellos que aparecen…). Ese partido terminaría uno a uno y yo, además de quedar satisfecho por el partido y por haber compartido junto a mi papá… Me encontré con la segunda razón para guardarle aprecio al Italia: sus hermosas fanáticas. Tanta ítalo-venezolana (dando por hecho que todas eran) me dejó impactado, al punto de que una, de hermoso rostro, me enamoró (Snif, ¿qué será de su vida?).

Aclarado puntos, declaradas simpatías (que no fanatismos) y confesado amores: retomamos… Ambos equipos la tendrán cruda por los grupos en los que cayeron. Caracas, en el Grupo 8, quedó con Flamengo (Brasil), Universidad de Chile (Chile) y Colón (Argentina) o Universidad Católica (Chile). Mientras que al Italia, en el Grupo 7, le tocaron Vélez Sarsfield (Argentina), Colo Colo (Chile) y Cruzeiro (Brasil). De momento, rivales complejos (bastante), pero bueno… Mientras más grande el gigante, más duro cae…

Aprovechen y vayan al Olímpico, se verán buenos partidos. El hecho de que la FVF se concentre principalmente en la Selección, no quiere decir que quienes tengan la oportunidad de tenderle una mano a los clubes venezolanos, no lo hagan. Les aseguro que pasarán un buen rato con los hinchas del Caracas. Que disfrutaran de la belleza de las chicas del Italia (que ni les cuento cómo se verán si ganan “Los Azules”) y que, de paso, se quitarán la narración y comentarios de los amigos de Fox Sport México.

Gracias por la oportunidad.

_________________________________________________________________

Este artículo de Opinión es expresión de nuestros lectores y no parte del Staff de La Red Avileña. Tú también puedes hacernos llegar tu opinión y hacer pública tu columna en nuestra sección “La Opinión del Lector”. Para más Información: Click Aquí

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s